Dudas antes de la quimioterapia

Contar con la información para responder a las cuestiones de POR QUÉ, CUANDO, QUE EFECTOS SECUNDARIOS… me ha sido de gran ayuda para entender mejor mi tratamiento y enfrentarme a mi enfermedad. Recuerda que esta información no reemplaza la opinión de tu oncólogo.

¿Por qué se hace la quimioterapia?

La quimioterapia se puede usar para alcanzar objetivos diversos. Estos son entre los más comunes:

  • En el caso de tumores sensibles al tratamiento, eliminar la enfermedad.
  • Reducir la masa tumoral antes de la radioterapia o de una operación.
  • Eliminar células tumorales que se puedan haber movido a otra parte del cuerpo (aunque todavía no hayan formado metástasis). Esto evita que un tumor quitado a través de la radio o de una operación quirúrgica vuelva a aparecer.
  • Prolongar la supervivencia de un paciente cuando la enfermedad no se puede eliminar.

 ¿Cuándo se hace la quimioterapia?

Hay muchos factores que llevan a tu oncólogo o al equipo médico a decidir si la quimioterapia es la mejor solución. Los factores que se suelen tomar en cuenta son:

  • El estado de salud del paciente
  • El sitio donde el tumor ha aparecido por primera vez. Es decir, si hay metástasis en el hígado, pero la enfermedad procede del pulmón, se tratará como cáncer de pulmón.
  • La tipología, o sea, si el tumor es más o menos reactivo a las terapias.
  • El grado de severidad
  • El estadio de evolución (la difusión en el cuerpo).

¿Qué efectos segundarios me puedo esperar de la quimioterapia?

Los efectos secundarios de estos tratamientos son a menudo la cosa que más preocupa. En efecto, son muchos, pero hoy en día se pueden mantener bajo control en mayor o menor medida, a través de fármacos, la involucración activa del paciente y la monitorización por parte del equipo médico. La buena noticia es que la mayoría de estos efectos secundarios son reversibles y van desapareciendo al terminar el tratamiento.

Hoy  los fármacos tienen un impacto menor que en el pasado: gracias a la continua investigación, la medicina oncológica ha avanzado lo suficiente para poder alcanzar, en la mayoría de los casos, un equilibrio entre tratamiento y bienestar del paciente. Además recientes estudios confirman que la práctica de ejercicio físico y el apoyo emocional son decisivos en reducir efectos secundarios como la fatiga

Entre los más comunes efectos secundarios, encontramos

  • Cansancio
  • Alteraciones en el ciclo del sueño
  • Molestias digestivas y disminución del hambre
  • Náuseas y vómitos
  • Caída del pelo, pestañas y cejas (¡no todos los fármacos usados en las quimios la causan!)
  • Uñas frágiles o que cambian de color.
  • Alteración del gusto, sabor “raro” en la boca
  • Aftas, micosis o ulceras en la boca
  • Anemia
  • Diarrea
  • Consecuencias sobre la fertilidad. Es recomendable hablar con tu oncólogo antes de empezar la quimioterapia.
  • Neuropatías periféricas (generalmente, hormigueos en manos y pies)

¿Qué diferencia hay entre remisión y curación?

Para empezar, hay que diferenciar entre remisión parcial (el cáncer responde a la terapia, pero todavía sigue estando en el cuerpo) y remisión completa (no hay trazas del tumor que se pueda ver a través de los medios de diagnostica).

La curación es oficial cuando la remisión total se mantiene como tal durante unos años (a consultar con el oncólogo).

No dudes en preguntar a tu oncólogo, el/ella te ayudará a enfrentarte a este reto de la mejor manera posible!

¡Ojo! Si te encuentras con fiebre durante o después de tu tratamiento, avisa a tu medico!

Autora: Selvaggia Salvati
Si quieres recibir nuestro boletín mensual




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *